Mingola

Mingola es una palabra mágica

Mingola es un homenaje a la creatividad de los niños cuando aprenden a hablar. Una de las primeras palabras que dijo mi hija.

Una mingola es dulce, agradable, sabrosa, tierna. La puedes compartir, reservar, disfrutar. Una mingola nos puede sorprender o puede estar prohibida; debe racionalizarse, el exceso perjudica. La vida es una mingola.

Este blog es… mingola. Sabores y sinsabores del día a día. Experiencias. Actualidad. Momentos creativos.

Nube

Quién quiero ser de mayor

Mi nombre es Elena (Abarán, Murcia, 1980). Nunca he tenido claro quién quería ser de mayor, pero sí quién no quería ser. Hubo una época en la que empecé a estudiar muchas cosas inacabadas (Educación, Arte Dramático…). Finalmente, me titulé como Técnico Superior en Marketing, Gestión Comercial y Diseño Gráfico. Mis últimos años han transcurrido como trabajadora autónoma en Ikkono Branding y preparando oposiciones para la Administración Pública (especialmente para el SMS, con buenos resultados y a la espera de que se resuelva la fase de concurso-oposición). En continua formación y aprendizaje.

Soy madre de una niña (2010), de un niño (2012) y de este blog, creado durante los primeros años de crianza, para desahogarme y comunicarme frente a la desconexión social que supuso la maternidad en un inicio.

Desde 2015, Mingola ha sido un proyecto inactivo. Ahora abro una nueva etapa; lo retomo con gran ilusión.

En Mingola.com experimento con un espacio creativo, muestro ideas y proyectos personales.

Me encanta escribir porque es la mejor forma que encuentro para comunicarme en algunas ocasiones. Me declaro progresista y partícipe activa en la sociedad.