Mafalda-Mural

Al cole con Mafalda

Mafalda cumple 50 años y su creador, Quino, ha recibido el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Mafalda siempre me ha parecido un personaje singular: soñadora y filósofa, amigable, progresista y defensora de ideales que están a la orden día. Esto hace que sus historias sean contemporáneas y que los niños y niñas de hoy puedan aprender mucho a través ellas.

Comic

Mi afinidad con Mafalda cobró especial importancia hace unos días cuando leí esta entrevista en la que Quino cuenta cómo creó el personaje.

“Mis padres no eran religiosos. Así que cuando en la época de Perón se puso la religión en los colegios yo era el único que me pasaba la hora en el recreo dándole patadas a una piedra. No había alternativas”. (Quino)

En ese instante vinieron a mi cabeza ideas y sentimientos a los que trato de poner orden mientras escribo (escribir como terapia).Pensé en la educación, en la religión, en la conexión entre ambas, en las alternativas en la escuela pública; pensé en los crucifijos en los lugares públicos, en las misas en los centros públicos; pensé en los recortes y en la política ideológica… pensé en lo poco que hemos progresado en 50 años desde que Quino daba patadas a una piedra en el  patio de un colegio en Argentina.

Traté de ser positiva y pensar en mi entorno más cercano. Entonces me alegré de haber seguido mi intuición al elegir colegio para mis hijos el año pasado. Teníamos claro dónde llevarlos, pero a última hora cambiamos de intención y elegimos otro colegio marcados por nuestro instinto y nuestro concepto de educación y sociedad.

En nuestro cole están celebrando el aniversario de Mafalda desde principio de año. Mi hija todos los días habla de ella con admiración. Habla de sus amigos, de sus aventuras, de que no le gusta la sopa y, sobre todo, nos habla de Guille. Creo que se identifica mucho con Maflada porque, como ella, tiene un hermano pequeño.

Me alegra entrar al colegio y ver la exposición de Mafalda y los techos adornados con guirnaldas de todos los países, de todos los colores. La temática, la decoración, todo es alegre y está lleno de mensajes esperanzadores. Ojalá con este ambiente multicultural, donde conviven diariamente integración y cultura, nuestros hijos puedan conseguir lo que Mafalda soñaba: la paz mundial.

Os dejo algunas imágenes de la exposición del cole. Un gran trabajo de maestras y maestros de la escuela pública. ¡Enhorabuena!

Mafalda-Mural

Mafalda-Personajes

Mafalda-Enseña

Mafalfa-Trabajos

Mafalda-Puzzle

Mafalda-Comic

 

 

Orgullom

Orgullo de Madre

Pasada la presión y la opresión en el pecho tras los primeros años de crianza, comienzo a disfrutar de un tremendo sentimiento de “Orgullo de Madre” que saca de paseo a mi yo más vanidoso. Casi cuatro y dos años tienen mis hijos y comienzo a desprenderme de frases hechas y complacientes que nos solemos decir entre madres para quedar bien entre nosotras.

Me siento orgullosa de sus tiempos, de sus ritmos, de su lenguaje, de sus sueños, de sus rabietas, de sus sonrisas; de su adiós a los pañales, chupetes, tetas y biberones; de su bienvenida a nuevas etapas y conquistas;  de sus abrazos, de sus besos, de sus juegos, de sus riñas; de sus miradas, de sus reflexiones, de sus miedos…. Hace días que me acompaña un gran sentimiento y he decidido celebrarlo.

OrgulloMadre

34Primaveras

34 Primaveras

Cada año, cuando cumplo años, lo vivo de manera más familiar. Mi primer pensamiento de este día suele ser para mi madre. Imagino qué sentiría aquella noche en la que nació su quinta hija; Hija que se convirtió en madre y, en ese momento, endiosó a la suya. En silencio le he pedido perdón por las noches en vela, por las mentiras piadosas y por los gestos de desconsideración. Un día seré yo la que tenga que aprender a saberlo todo de sus hijos, porque ellos callarán o dirán verdades a medias; mientras tanto, disfrutaré de su inocencia. Todavía quedan unas cuantas primaveras .

Madres

En la imagen, mi tía y mi madre embarazada de mi hermana mayor

Mingola_Inflexión

Punto de inflexión

Después de un tiempo de cambios en el blog, vuelvo con un texto escrito hace unas semanas. Bienvenidos de nuevo.

A mi compañero y nuestros dos hijos:

Me doy cuenta de que una etapa de mi vida está cambiando cuando, inconscientemente, un nudo en el estómago no me deja descansar. Entonces, no sé si la presión explota en mi cabeza o mi cabeza explota de la presión.

Años de entrega a ciegas que desembocan en momentos irracionales:  Entrega a la perfección. Entrega al miedo a defraudar. Entrega a la cordura. Entrega a la admiración.

Desde que soy madre no solo quiero ser la mejor madre; también quiero ser la mejor hija, la mejor hermana, la mejor amiga, la mejor compañera…

Reinvento y experimento con teorías que justifico para luego desecharlas.

Busco maneras de llegar. Tropiezo. Empiezo. Sigo. Llego. Vuelvo a buscar… Sonrisas y desvelos van quedando en el camino.

Nadie tenemos la razón y, sin embargo, la razón está en todas partes. Está en quien necesita su tiempo y luego no sabe qué hacer con él. Está en quien cree no necesitar tiempo para él y, después, lo busca desesperado.

Explosión. Punto de inflexión. Momento de reflexión.

Lección aprendida.

Estoy aquí. Feliz y enérgica. Emocionada por todo lo conseguido.

Gracias.