Mingola_Inflexión

Punto de inflexión

Después de un tiempo de cambios en el blog, vuelvo con un texto escrito hace unas semanas. Bienvenidos de nuevo.

A mi compañero y nuestros dos hijos:

Me doy cuenta de que una etapa de mi vida está cambiando cuando, inconscientemente, un nudo en el estómago no me deja descansar. Entonces, no sé si la presión explota en mi cabeza o mi cabeza explota de la presión.

Años de entrega a ciegas que desembocan en momentos irracionales:  Entrega a la perfección. Entrega al miedo a defraudar. Entrega a la cordura. Entrega a la admiración.

Desde que soy madre no solo quiero ser la mejor madre; también quiero ser la mejor hija, la mejor hermana, la mejor amiga, la mejor compañera…

Reinvento y experimento con teorías que justifico para luego desecharlas.

Busco maneras de llegar. Tropiezo. Empiezo. Sigo. Llego. Vuelvo a buscar… Sonrisas y desvelos van quedando en el camino.

Nadie tenemos la razón y, sin embargo, la razón está en todas partes. Está en quien necesita su tiempo y luego no sabe qué hacer con él. Está en quien cree no necesitar tiempo para él y, después, lo busca desesperado.

Explosión. Punto de inflexión. Momento de reflexión.

Lección aprendida.

Estoy aquí. Feliz y enérgica. Emocionada por todo lo conseguido.

Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


2 × = dieciocho